Pan



700 gramos harina integral de trigo
1 taco de levadura prensada (Mercadona, panaderías)
2 cucharadas aceite de oliva virgen extra
1 y 1/2 vaso agua templada
1 cucharada sal marina

Mezclar 200 gramos de harina con el resto de ingredientes, y dejar reposar tapado y al calor durante al menos una hora para que fermente, hasta que duplique su volumen.
Añadir aproximadamente 500 gramos de harina más, hasta que la masa no esté pegajosa, y amasar bien durante un rato.
Extender a mano y darle forma, o rellenar al gusto.
Reposar una media hora más.
Hornear a 190º C durante una media hora, o hasta que suba el pan y se dore la corteza.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Pan relleno de tofu-bratwurst
Envolver la cuarta parte de una salchicha con masa, sellando bien los bordes, y adornar con semillas de sésamo por encima.

Pan relleno de chocolate
Envolver una onza de chocolate negro o fondant con un trozo pequeño de masa, juntando muy bien los bordes para que no se salga al derretirse, y adornar con fideos de chocolate.


Pan trenzado de cereales
Añadir a la masa 1 cucharada de copos de avena integral, 1 cucharada de levadura de cerveza y 1 cucharadita de mijo. Formar 3 tiras alargadas de masa, unirlas en uno de los extremos y cruzarlas a modo de trenza, juntándolas de nuevo en el otro extremo (ver vídeo en el blog de Recetas Carmelilla).


Pan con cebolla y olivas
Picar media cebolla y una docena de aceitunas verdes rellenas de pimiento rojo, y mezclarlos con la masa. Hacer unos cortes a lo largo del pan con un cuchillo para que se haga mejor y sea más fácil cortarlo después.


Pan con nueces y piñones
Echar 1 cucharada de piñones y 1 cucharada de nueces picadas a la masa. Realizar algunos cortes diagonales.


Pan con semillas
Añadir a la masa 1 cucharada de semillas de sésamo, 1 cucharada de semillas de lino, 1 cucharada de pipas de girasol y 1 cucharada de pipas de calabaza picadas. Hacer cortes horizontales y verticales, formando pequeños cuadrados en la corteza.


Pan a las finas hierbas
Mezclar con la masa 1 cucharadita de albahaca, 1 cucharadita de orégano, 1 cucharadita de eneldo, y 1 cucharadita de perejil picadas.

Pan con uvas pasas, orejones y dátiles
Añadir a la masa 2 cucharadas de uvas pasas, 3 orejones picados y 3 dátiles troceados.



Pan de molde
Sustituir el vaso y medio de agua por 2 vasos de leche (de soja) templada. Añadir también 1 cucharada de leche (de soja) en polvo. Se puede colocar la masa sobre un molde rectangular para darle la forma típica de rebanada cuadrada. Para que la corteza quede más blanda y la miga más tierna, nada más sacarlo del horno envolver el pan en un trapo de cocina y después en una bolsa de plástico, para que no se evapore la humedad, y dejarlo enfriar así.


Nudos de chocolate y pistacho
Añadir trozos pequeños de chocolate negro y pistachos pelados a la masa. Formar tiras alargadas y hacer un nudo con cada tira de masa, uniendo los extremos finales alrededor del nudo. Pintar los nudos con un pincel empapado en miel de azúcar de caña.

Colines de ajo y perejil
Echar 1 cucharada de ajo en polvo y 1 cucharada de perejil picado a la masa. Formar tiras finas de masa de la largura deseada. Asegurarse de que se doren bastante en el horno, ya que así estarán crujientes.

Baguette




Pan de algarroba
Añadir un par de cucharadas de harina de algarroba a la masa, y emplear leche (de soja) en lugar de agua. Este pan está delicioso con hummus.

Pan de cerveza
Sustituir el agua por la misma cantidad de cerveza, y añadir  una cucharada de levadura de cerveza a la masa. Espolvorear también un poco de levadura de cerveza por la superficie de  los panecillos antes de hornearlos. Ideal para preparar hamburguesas.


Pan de soja
Emplear una tercera parte de harina de soja del total y las otras dos partes restantes de harina de trigo (esto es necesario debido a que la soja no es un cereal, sino una legumbre, por lo que no contiene gluten como el trigo, y sin gluten el pan no subiría y se quemaría). Sustituir el aceite de oliva por aceite de soja, y el agua por leche de soja. El resto del proceso es exactamente igual.

Pan de maíz
Utilizar harina de maíz y harina de trigo a partes iguales, aunque si la masa queda poco manejable echar un poco más de harina de trigo. También se puede añadir una cucharada de sémola de maíz. Este pan tiene una consistencia más densa, un ligero color amarillo y un sabor distinto al habitual.

Pan multicereal
Incorporar a la masa 1 cucharada de levadura de cerveza, 1 cucharada de germen de trigo, 1 cucharada de salvado de trigo,  1 cucharada de harina de algarroba, 1 cucharada de pipas de calabaza y otra de girasol tostadas, 1 cucharada de semillas de lino marrones y otra amarillas tostadas, y 1 cucharada de semillas de sésamo también tostadas. Espolvorear semillas de amapola por la superficie del pan antes de hornearlo.

Pan juliana y aceite de oliva
Utilizar aceite de oliva para elaborar la masa y añadir 2 cucharadas de hortalizas en juliana deshidratadas (de las que se usan para preparar sopas). Adornar con un puñadito de hortalizas deshidratadas por encima.

Pan de limón y orégano
Verter el zumo de 1 limón y 2 cucharadas de orégano picado a la masa. Echar también un trocito de corteza del limón rallada o picada muy finamente.

Pan de nueces y manzana
Añadir 2 ó 3 cucharadas de nueces picadas y una manzana rallada a la masa.

Pan de sémola
Emplear semolina (harina de sémola de trigo) y harina de trigo integral a partes iguales, aunque la semolina sólo debe añadirse una vez ha fermentado la levadura. Espolvorear semolina sobre el fondo del molde donde se va a poner el pan para hornear y por encima del mismo pan.

Pan de sésamo
Utilizar aceite sésamo en vez de aceite de oliva, y añadir a la masa 1 cucharada de semillas de sésamo blanco y otra de sésamo negro. Espolvorear semillas de sésamo por encima.

Pan de okara
Okara es la pulpa de las legumbres de soja resultante de la elaboración de leche de soja.
Sustituir el agua por la misma cantidad de okara, mezclar bien con el resto de ingredientes, dejar fermentar la masa, añadir más harina y amasar hasta que sea manejable.

Pan de tomate seco
Emplear aceite aromático de tomate seco e incorporar a la masa media docena de tomates secos picados. Adornar el pan con un tomate seco.

Pan de avena
Sustituir un tercio de la harina total por harina de avena, y añadirla una vez fermentada la masa. Espolvorear copos de avena por la superficie del pan.

Pan con miel y canela
Echar 1 cucharada de canela en polvo y 2 cucharadas de miel de azúcar de caña. Pintar el pan con un pincel de silicona empapado en miel y espolvorear una pizca de canela por encima.

About these ads