Risotto de fresas

Erinna me sorprendió con este plato original y exótico, así que como además me encantan las fresas, no me he podido resistir. Al ser risotto, es un poco largo de preparar pero muy sencillo en realidad y merece la pena porque está buenísimo. El arroz me ha quedado un poco oscuro porque mi caldo vegetal tenía bastante color.
Y, como siempre que tengo ocasión, aprovecho para enlazar anécdotas hortelanas. Esta vez presento en sociedad a las primeras fresas de la planta del balcón. La cosecha ha sido escasa, aunque su color, su aroma y su sabor son una auténtica delicia… ni comparación con las compradas.

250 gramos arroz
300 gramos fresas
600 mililitros caldo vegetal
1 cebolla
2 cucharadas vino blanco
1 cucharada aceite de oliva virgen extra
Rehogar la cebolla picada en una sartén grande con aceite, sin que llegue a dorarse. Añadir el arroz y rehogar también. Verter el vino, mezclar y dejar que se reduzca. Calentar el caldo vegetal en un cazo aparte. Echar un cucharón de caldo caliente a punto de hervor, removiendo para que se ligue el arroz. Incorporar las fresas en puré. Seguir echando el caldo, a un cucharón por vez, y removiendo durante unos 15-20 minutos. Servir recién hecho.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 08. Cereales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Risotto de fresas

  1. Lucia dijo:

    Estoy soñando con este rissotto desde que se lo vi a Erinna!

  2. Erinna dijo:

    ¡Qué fotazas! ¡y qué envidia de fresas! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s