Fainá

Fainá (de fainâ, su nombre en el dialecto genovés de la lengua ligur) es un plato originario de Génova (Italia) hecho a base de harina, generalmente de garbanzo, y agua. Su nombre en italiano es farinata, y en Toscana se llama cecina porque ceci significa garbanzos. Según la región o el momento, se usan distintas harinas, como por ejemplo castagnaccio con harina de castañas, romero, uvas pasas…
Hace tiempo que tenía muchas ganas de preparar farinata, que es con el nombre con el que conocía yo este plato, así que cuando leí la receta de fainá (y toda esa información tan interesante) en el blog de Nina Maguid, cocina con luz verde, vi lo sencilla que era en realidad y que ya no podía esperar más. Además descubrí la propuesta de Caro Pimiento de añadirle tallos de cebolleta (o copos de cebolla deshidratada como me sugirió luego Nina) y de rellenarla con ingredientes como tomate, olivas, albahaca fresca, etc. Está deliciosa de todas las maneras; definitivamente, me he convertido a la fainá.
200 gramos harina de garbanzo
600 mililitros agua
1 cucharada aceite de oliva virgen extra
1/2 cucharadita sal marina
1 pizca pimienta
1/4 cebolleta
1/2 tomate
1/2 pimiento rojo
orégano
Poner la harina de garbanzo en un bol. Añadir agua y mezclar muy bien con unas varillas para que no queden grumos. Incorporar aceite, sal y pimienta; también, si se emplea, la cebolleta picada muy fino. Dejar reposar en la nevera mínimo 1 hora (mejor 2 ó 3).
Si se hace sin rellenar, echar toda la masa en un molde redondo (yo usé uno de silicona; si no untarlo con un par de cucharadas de aceite y precalentarlo para que no se pegue) y hornear a 200º C durante unos 30 minutos, hasta que se doren los bordes.
Si se va a rellenar, echar la mitad de la masa en el molde y cocinar hasta que esté firme pero no cocida del todo (unos 10-15 minutos), colocar encima los ingredientes del relleno (en este caso, dados de tomate, tiras de pimiento rojo y orégano), verter el resto de la masa con cuidado para que no se desparrame el relleno, y terminar de hornear hasta tener los bordes dorados.
Dejar enfriar y retirar del molde.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 12. Pasteles salados y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Fainá

  1. Nina Maguid dijo:

    Bienvenida al clan de la fainá, fácil de acceder pero casi imposible de abandonar :-). Tengo que probar la versión rellena y fría, siempre la he tomado bajita y caliente. Cachis qué antojo.
    Besos.

    • Nihacc dijo:

      ¡Gracias, Nina! Es un honor y un placer pertenecer al clan 😀 Yo esta la comí caliente porque no me pude resistir a esperar más y el trocito que sobró lo tomé frío al día siguiente, y, como he puesto más arriba, está buenísima de todas formas, fría, caliente, sola, acompañada… Habrá que probar con rellenos diferentes; ya tengo una excusa para hacer más 😉 ¡Besos!

  2. Nek dijo:

    Me encantaría probar esta receta. Parece facil y deliciosa. Pero tengo dudas tontas 🙂
    ¿Cómo se come esto?, quiero decir, ¿se sirve como plato principal?, ¿como acompañamiento?, o solo para picotear a media tarde por ejemplo… ¿cómo comen esto los italianos? ¿en qué momento?
    Siempre me atrajo hacerla, pero no sé cómo consumirla, ¿sola?, ¿con salsa?
    Soy una pesada, ya sé… y que son preguntas tontas, pero… soy así 🙂
    Gracias por el blog, me encanta leerte.

    • Nihacc dijo:

      ¡Hola, Nek! Ánimo con la fainá, que es sencillísima de verdad y engancha que no veas. Aquí todas las preguntas son listas y bienvenidas 😀 En realidad, la puedes comer como te apetezca; en Italia se toma como plato principal (yo la acompañé de ensalada y además de saciar bien queda muy rico, Nina también lo preparó así, aunque el trocito que sobró me lo merendé solo al día siguiente; en un restaurante lo vi como plato principal rellena de verduras y champiñones acompañada con alioli). En Argentina y Uruguay, debido a la influencia de los inmigrantes italianos de Piamonte, también la comen aunque como acompañamiento de la pizza, de hecho ponen la pizza sobre la fainá y la llaman “pizza a caballo”. ¡Gracias por tu comentario!

      • Nek dijo:

        Gracias a ti por responder tan pronto.
        Intentaré conseguir harina de garbanzo y si no, pues siempre nos quedará la thermomix 🙂

        • Nihacc dijo:

          Nek, yo los garbanzos los muelo en una batidora de alta potencia para hacerlos harina, porque en algunas ecotiendas o herbolarios están a precios exagerados y, aunque mi batidora necesita un par de ciclos y queda algún pequeño “tropezón”, sirve perfectamente. Supongo que con la thermomix también quedará bien. ¡Un saludo!

      • María dijo:

        Hola!! Buenísima la receta. Efectivamente, en Argentina es muy conocida la fainá, en cualquier pizzería podés pedir y se vende por porciones. Se pone la fainá sobre la pizza en realidad. Es muy rico, aunque llena bastante, con una porción ya no das más!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s