Panizas en torre

Cuando Nina, del blog cocina con luz verde, dice que hay que probar una receta… ¡pues no queda otra opción que probarla! Porque sus recomendaciones siempre son muy gratas sorpresas. Y así es como, en cuanto vi este curioso plato, me fui derecha a por harina de garbanzo y me puse manos a la obra. Increíble, como siempre. Para la próxima vez ya sólo me queda probar los ‘huevos de fraile‘ con los restos de los recortes sin freir, aliñados con aceite de oliva, vinagre, sal, perejil y cebolleta picada.
Citando a Nina: Panizas en Cádiz y de allí hasta América, panizze en Liguria -feudo de su hermana la fainá- o panelle en Sicilia, donde, metidas en un pan, son la comida callejera por excelencia: el tradicional pane e panelle, una sabia fuente de proteína completa que se ofrece desde siempre en freidurías y puestos ambulantes. Curioseando por la red sobre su origen, he encontrado en la página Gente de Cádiz este interesante artículo ¡A la rica paniza! Las perdidas raíces genovesas de Cádiz. También he leído en varios sitios que se pueden comer de postre si, una vez fritas, se cubren con canela y azúcar.
100 gramos harina de garbanzo (1 parte en peso de harina)
300 mililitros agua (3 partes en peso de agua)
1 pizca sal marina
aceite de oliva virgen extra
perejil (opcional)
Poner la harina y la sal en un cazo. Añadir el agua poco a poco, removiendo con unas varillas para disolver los grumos. Cocer a fuego medio unos 10-15 minutos sin dejar de remover, hasta que la masa comience a separarse de las pareces del cazo. Incorporar el perejil, si se emplea. Echar la masa sobre una superficie humedecida con agua, y alisar con una espátula. Dejar enfriar y cortar con un cuchillo (en cuadrados, rectángulos, tiras, dados…). Hacer a la plancha a fuego medio-fuerte con un chorro de aceite sobre una sartén antiadherente hasta que se doren por ambos lados, quedando crujientes por fuera y blandas por dentro (normalmente se fríen aunque yo las hice a la plancha). Colocarlas sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Servir templado o frío, y tal cual o con acompañamiento al gusto (yo las preparé en torre, como Nina, pero con trigueros a la plancha, brotes frescos de espinaca de mi maceto-huerto y tomate natural).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 11. Legumbres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Panizas en torre

  1. Maggie dijo:

    Fainá, es lo mejor, lo hago todas las semanas en casa, siempre variando un poco lo que le pongo y cómo lo armo 🙂
    En mi país es de lo más común pedir fainá en bares aunque la receta es bien básica: agua, harina de garbanzo y aceite, y por lo general se consume con mucha pimienta blanca.

    • Nihacc dijo:

      También me encanta la fainá, mmmhhh, aunque las panizas quedan diferentes de textura pero muy buenas. La fainá suelo hacerla con pimienta negra; probaré con la blanca a ver qué tal. ¡Qué suerte!, como me gustaría poder comer fainá en cualquier bar 🙂

  2. anamaria dijo:

    Esta receta tiene pinta de básico una vez que la pruebas. Seguro que la hago.

  3. Sugel dijo:

    La torre de Pisase quedaría sorprendidaante tal obra de arte.Rica, rica y sanita.Saludos.

  4. Pingback: Parrijas (panizas dulces) | Cocina de Nihacc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s