Tortitas de arroz salvaje

Hoy había que estrenar el bote de sirope de arce sí o sí, por lo que no quedaba más remedio que preparar tortitas para desayunar. Se me ocurrió cambiar el tipo de harina para variar y, pensando qué iría bien con el sirope, me acordé de las Wild Rice Flour Pancakes del libro Super Natural Cooking de Heidi Swanson, y como casualmente tenía un paquetito de arroz salvaje por ahí perdido… La receta original no es vegana, pero con un par de retoques aquí y allá se adapta en un santiamén.
No sé si venden harina de arroz salvaje en algún sitio, yo no la he visto nunca, pero sí que es verdad que se puede moler fácilmente (he utilizado una batidora de vaso potente, también sirve un molinillo de café o de especias). La proporción de harina de arroz salvaje es variable al gusto; Heidi recomienda empezar con una proporción del 25 % y luego ir añadiendo más al gusto en sucesivas ocasiones, aunque yo me he lanzado y he usado al 50 % (eso sí, aconsejo no usar más porque el sabor es bastante fuerte y además no se liga bien por sí sola). No se me hubiera ocurrido añadirle granos de arroz salvaje cocido; es un truco que viene en el libro, y tengo que decir que le da un punto muy interesante. ¡Ah!, y salen unas 16 tortitas.

200 gramos harina de arroz salvaje
200 gramos harina integral (espelta o arroz)
1 cucharadita levadura seca en polvo
1 cucharadita bicarbonato
1 pizca sal marina
500 mililitros agua
4 cucharadas sirope de agave
2 cucharadas aceite de oliva virgen extra (y un poco más para la plancha)
50 gramos arroz salvaje
sirope de arce
Poner a cocer el arroz salvaje con el triple de su volumen en agua, en una cazuela tapada, hasta que los granos estén tiernos y se evapore todo el agua (se puede dejar preparado con antelación). Mezclar en un bol grande los ingredientes secos (harinas, levadura, bicarbonato, sal) y añadir los líquidos (agua, agave, aceite). Calentar a fuego medio una plancha antiadherente con unas gotas de aceite; por cada tortita, echar una cucharadita de granos de arroz salvaje y verter encima una cucharada de masa. Cuando se doren los bordes y comience a secarse la superficie, darle la vuelta y dejar hacer un minuto más. Servir calientes, con sirope de arce por encima.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 14. Dulces y Postres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s