{RNC} Jabón de arcilla verde

Jabón de arcilla verde

Seguimos explorando las propiedades de la arcilla verde. Esta vez he elaborado un jabón artesano de arcilla. Como vimos en la mascarilla de arcilla verde, es rica en minerales (magnesio, silicio, potasio…) y es ideal para exfoliar, refrescar y nutrir la piel (antiinflamatoria, analgésica, desintoxicante, remineralizante y absorbente). Por lo tanto, resulta un jabón perfecto para pieles mixtas, grasas, con acné, o con tendencia seborreica. Además, también puede emplearse para ayudar a relajar y recuperar el cuerpo después de realizar un esfuerzo físico importante (correr, senderismo, montaña, etc).
– Ingredientes para el jabón:
800 gramos aceite de oliva vigen extra
150 gramos aceite de coco
50 gramos oleado de romero (en aceite de almemdras dulces)
50 gramos arcilla verde (en polvo)
131’4
gramos sosa caústica (mínimo 99% de hidróxido sódico)

337’9 gramos agua destilada (fría o a temperatura ambiente)
– Equipo de protección:
gafas de protección (para evitar salpicaduras a los ojos)
guantes de látex (para evitar salpicaduras a la piel)
delantal (para evitar salpicaduras a la ropa)
mascarilla (para evitar inhalar vapores)
– Utensilios:
4 recipientes (acero, vidrio o plástico resistente)
1 báscula de precisión
1 cuchara o pala de madera (exclusiva para hacer jabón; no reutilizar para otra cosa)
1 batidora de mano
1 molde (silicona, madera o plástico resistente) o varios pequeños
1 cucharón (opcional, para verter el jabón en moldes pequeños)
1. Pesar los aceites, la arcilla, la sosa y el agua destilada en cuatro recipientes por separado (yo usé uno grande de acero para los aceites, uno cerámico para la arcilla y dos de vidrio para lo demás).
2. Echar poco a poco y con cuidado la sosa sobre el agua, removiendo suavemente con la cuchara de madera (¡muy importante!: no hacerlo al revés porque por la reacción química aumenta mucho la temperatura, y así puede salpicar y quemar la piel o la ropa; por eso también hay que protegerse bien).
3. Después de haber disuelto toda la sosa en el agua (no deben quedar posos, porque comprometerían la calidad del jabón y además podría resultar tóxico), dejar reposar unos minutos hasta que pase de tener un aspecto blanquecino a uno totalmente transparente.
4. Verter la lejía (así se llama a la mezcla de sosa disuelta en agua) sobre los aceites, y mezclar bien con la cuchara de madera.
5. Retirar la cuchara, y comenzar a batir con la batidora suavemente (con cuidado de no salpicar) durante un buen rato hasta obtener la traza (es la consistencia espesa en la que se podría “escribir” porque se quedan las marcas de los surcos que vamos haciendo).
6. Incorporar entonces la arcilla verde (así conserva mejor sus propiedades) y volver a mezclar con la batidora.
7. Verter sobre un molde (yo empleé uno de silicona para desmoldar más fácilmente), y alisar un poco la superficie con la cuchara.
8. Dejar solidificar durante unas 48 horas, desmoldar con cuidado y cortar en pastillas. Por último, guardar durante 4 a 6 semanas en un lugar fresco y seco para que se termine de “curar”.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en {RNC} y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a {RNC} Jabón de arcilla verde

  1. Gracias por compartir esta receta ! Tenia mucha arcilla y no sabia que hacer 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s