Vinagre de manzana

vinagre manzana

Sí, como suena: una receta de vinagre de manzana. Vinagre casero. Yo tampoco me había planteado nunca hacer vinagre en casa, ni me había imaginado cómo se hacía. Pero investigando sobre el tema de reducir residuos encontré el blog Cualquier cosita es cariño, donde se explica lo fácil que es.
Porque, sí, es tan sencillo como que se hace él prácticamente solo. Y tan barato-casi-gratis, con los desperdicios de las manzanas que tirarías a la basura después de hacer una compota. Además, el vinagre no sólo sirve para aliñar las comidas, que también, y encima queda con un sabor suave aunque con más cuerpo. Es tan versátil que puede utilizarse para elaborar cosmética casera, vinagres medicinales y productos de limpieza (próximamente…). Y sin sulfitos.

vinagre manzana

restos de manzanas (pieles, corazones)
agua
uvas pasas / panela /azúcar (1 cucharada por cada vaso de agua)
Echar los restos de varias manzanas en un tarro grande de cristal (las que tengas; también se pueden ir guardando en el congelador cada vez que te comas una manzana y luego usarlos todos juntos). Añadir agua hasta llenar el recipiente (yo usé uvas pasas para alimentar a los fermentos, sin azúcar; pero si se emplea azúcar o panela, disolver antes en cada vaso de agua) y las uvas pasas. Asegurarse de que ningún trozo queda sin cubrir con agua (se puede poner algo encima, como un tarro más pequeño vacío, para que los trozos no floten; yo uso una tapadera de cristal de la taza para las infusiones), porque si no sale moho y se echa a perder. Cubrir con una tela y ajustar con una goma. Guardar en lugar seco y oscuro (como un armario de la cocina o la despensa).
Dejar dos semanas. Sólo hay que ir comprobando de cuando en cuando que no haya ningún trozo flotante al que le de el aire, para vigilar que no salga moho. Es normal, y deseable, que al principio aparezcan burbujas alrededor de los trozos, y luego un sedimento en el fondo y una capa blanca en la superficie (la madre del vinagre); forma parte del proceso de fermentación. Al cabo de las dos semanas, colar los trozos y volver a echar el líquido en el mismo recipiente para aprovechar ese sedimento. Cubrir con tela y goma, y guardar en el mismo lugar.
Dejar mínimo otras dos semanas, o más (depende de la temperatura ambiental, más frío = más tiempo; y creo que también del endulzante empleado: con uvas pasas tardó cinco más, es decir, siete en total) hasta que huela a vinagre (si huele como a alcohol de manzana, aún le falta). Filtrar (guardando el sedimento y la capa flotante para la siguiente tanda de vinagre, ya que acelerará el proceso). Verter en un recipiente de vidrio y conservar en la nevera (para detener la fermentación).
Esta entrada fue publicada en 03. Aliños y Salsas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vinagre de manzana

  1. aps68 dijo:

    SABEMOS DE SOBRA, DEL USO INTENSIVO SOBRE LAS FRUTAS Y VERDURAS, CON INSECTICIDAS, PLAGICIDAS Y OTROS QUÍMICOS, POR LO QUÉ, UN PEQUEÑO DEFECTO A TAN MARAVILLOSA ELABORACIÓN, ES EMPLEAR MANZANAS, PASAS Y PANELA, QUE NO SEAN CERTIFICADAS ECOLÓGICAS Y EL AZÚCAR, BUSCAR LA MENOS PERJUDICIAL ( QUE NO SEA REFINADA Y BLANQUEADA ) PARA LA SALUD .
    DE ESTA FORMA Y CON LA PRESENTE RECETA, SE CONSEGUIRÁ UN GRAN VINAGRE DE MANZANA SALUDABLE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s