Bizcocho de moras

Bizcocho de moras

Esto no estaba planeado así. Mi intención era publicar una receta que, aunque en realidad formó parte de nuestra cena de nochevieja, es una receta ligera más del estilo de después de las fiestas. Pero no sé dónde se va el tiempo últimamente, así que he tirado de archivo y me he encontrado con este bizcocho que se había quedado en el olvido.
Es una variante del bizcocho de arroz integral, almendras, coco y frambuesas de Just Vegetal. Sólo que, como yo se lo hice a Alberto para su cumpleaños, en vez de frambuesas lleva moras. Porque a él le gustan las moras. Al final, lo cubrimos también con una capa de mermelada ecológica de moras y sirope de agave. Delicioso. Y, además, sano.
200 gramos harina arroz integral
50 gramos almendra molida
25 gramos coco rallado
1 cucharadita ralladura de limón
50 gramos manteca de coco
80 gramos sirope de agave
300 mililitros agua
2 cucharaditas bicarbonato
125 gramos moras
En un bol, poner el agua; y añadir y mezclar con las varillas la almendra molida, la ralladura de limón, el coco rallado, la manteca de coco rallada, y la harina de arroz. Por último, echar el bicarbonato y batir hasta lograr una masa homogénea. Verter en un molde redondo de silicona, y poner con cuidado las moras dentro de la masa aunque quedando más bien en la superficie. Hornear en el horno precalentado a 180º C durante 40 minutos. Cuando se temple un poco, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Publicado en 14. Dulces y Postres | Etiquetado | 4 comentarios

Cocina de juguete

Cocinita

Hoy os traigo algo que más que una receta es un DIY (do it yourself) o HTM (hazlo tú mismo) de bricolaje. Confieso que nunca antes había hecho nada parecido, aparte del belén y la lámpara de marquetería en el colegio. Pero… Pinterest tiene la culpa. Claro, tú ves todas esas cocinitas preciosas que madres y padres les hacen a sus peques, y te picas. Y lo peor, hacen que parezca no-tan-difícil.
Y así me lancé (nos lanzamos, porque Alberto fue engatusado animado libremente, con sus también nulos conocimientos de bricolaje) a la gran aventura de diseñar (importante) y elaborar una cocinita para mini-chef como regalo navideño de este año. Nos pusimos a ello con tiempo (¡menos mal!) y, aún así, hemos terminado este fin de semana (a falta de una balda para debajo del fregadero, detalle de última hora, que aún está secándose la pintura… ¡uf!).

Cocinita 2

Por cierto, tengo que dar las gracias (además de a Alberto; por supuesto, sin él no hubiera sido posible… ay, esto parece la entrega de los Óscars) a Iván por prestarnos la sierra caladora y las brocas, a mi hermana por el grifo (¡es un grifo de verdad!), a mi madre por hacer las cortinas (y el trapo y la manopla) y por los oportunos mandos de su horno viejo (¡también son auténticos!), y al Olentzero por las baterías y sartenes.

Cocinita 4

Aquí explico, a grandes rasgos, cómo lo hemos hecho:
1. Estantería + Bol + Grifo: Cogemos una estantería blanca barata (también se puede utilizar una vieja reciclada, pero no teníamos) y la tumbamos; esto será la base de encimera y armarios de la cocina. Hacemos un agujero con una sierra caladora y pegamos ahí el bol; ya tenemos el fregadero. Hacemos otro agujero con el taladro y fijamos el grifo.
2. Tabla: Atornillamos una tabla blanca a la estantería, que hará de pared de la cocina, y ponemos también el tablero de fondo de la estantería.
3. Especiero + Marco + Reloj + Vitrocerámica: Pintamos el especiero y el marco (que, con una foto, hará las veces de ventana) con pintura negra, y lo atornillamos (el especiero) y lo pegamos (el marco) a la tabla-pared. Con el trozo redondo de tabla sobrante al hacer el agujero para el fregadero, improvisamos un reloj de cocina: imprimimos unos números, los plastificamos con forro adhesivo y los pegamos; alrededor pegamos espuma negra anti-golpes (¡viva el reciclaje!); recortamos unas flechas de cartulina, las plastificamos; y lo atornillamos todo a la tabla-pared. Para la vitro, recortamos un rectángulo de goma EVA negra, y unos aros y círculos grises para hacer los fuegos y los mandos; plastificamos con forro adhesivo y pegamos sobre la encimera.
4. Puertas + Mandos: Atornillamos tiradores negros en las puertas del horno y de la nevera. Con la sierra caladora, hacemos un agujero rectangular en la puerta del horno (la idea original era reutilizar ese trozo y reconvertirlo en una tabla para la nevera, pero quedó demasiado “artesano”), ponemos alrededor una tira de espuma negra, y le pegamos un rectángulo de plástico transparente en el hueco (este es de la caja de un pijama). En la base de la estantería original, pegamos los mandos y las luces del horno, y embellecemos el canto con otra tira de espuma negra. Ponemos una cinta adhesiva negra en la puerta de la nevera, “dibujando” así dos puertas ficticias. Atornillamos las puertas al mueble con visagras, y les ponemos un par de trozos de velcro adhesivo blanco para que se sujeten cerradas.
5. Patas + Cortinas: Colocamos unas patas al mueble, para que no arrastre. En el hueco de la base de la estantería original, pegamos un gancho y aprovechamos el sitio para colgar trapos y manoplas. Y, por último, ponemos con velcro adhesivo las cortinas.

Cocinita 3

Hubo momentos en los que estaba convencida de que la tiraríamos por la ventana sin terminar o de que acabaría quedando una auténtica pinstruosidad. Pero aquí está, por fin, terminada. Eso sí, llena de detalles y acabados “artesanos” (¡a mucha honra!). Y nosotros, agotados aunque orgullosos (Alberto dice que le habrían puesto un sobresaliente en el colegio, ¡jajaja!). Y mini-chef, feliz con su cocinita.
Publicado en Mini-chefs | 12 comentarios

Roscón de Reyes vegano y sin gluten

Roscón de Reyes vegano y sin gluten
Cuando parecía que ya habían acabado las fiestas, llego yo con esta receta de roscón a deshora. Y es que me animé a intentar a última hora un roscón vegano y sin gluten… y, claro, me lo jugué todo a una carta haciendo cambios y adaptaciones… y salió un mazacote. Entonces, me piqué y quise volver a intentarlo. Así que este fin de semana hemos repetido roscón.
Al principio me basé en la idea del Roscón de Reyes sin gluten, sin leche, sin huevo y sin frutos secos de la página Cocina Sin. Pero quise utilizar una mezcla de harinas casera. Por eso luego tuve que adaptar las cantidades. Y también usé levadura fresca y agave en lugar de azúcar. Además, para intentar mejorar tanto el aroma y el sabor como la esponjosidad, me lancé con un prefermento… aunque se puede obviar este paso y hacerlo directamente utilizando todas las cantidades íntegras de harina, levadura y leche de soja.
Roscón de Reyes vegano y sin gluten 3Prefermento (tras 10 horas) & Masa del roscón (tras 3 horas)
¿El resultado? Diría que se pueden seguir haciendo pruebas y mejorar para futuras ediciones… pero, por el momento, es una receta que creo que merece la pena compartir. Bastante esponjoso y bastante sabroso. Eso sí, está mucho mejor si se come en el mismo día; para el día siguiente queda más seco. Veremos qué tal sale el año que viene la versión 2.0.

Roscón de Reyes vegano y sin gluten 2

250 gramos harina (185 gramos almidón de patata + 65 gramos harina de arroz)
1 cucharadita cáscaras molidas de semillas psyllium
5 gramos levadura fresca
130 gramos leche de soja
40 gramos aceite de oliva virgen extra (y más para aceitar y pincelar)
70 gramos sirope de agave
1/2 limón, ralladura de cáscara
1/2 naranja, ralladura de cáscara
10 gramos agua de azahar
Para elaborar el prefermento, disolver 1 gramo de la levadura fresca en 60 gramos la leche de soja a temperatura ambiente y mezclar con 60 gramos de la mezcla de harinas; cubrir con un trapo y dejar reposar durante toda la noche.
Al día siguiente, deshacer el resto de la levadura (4 gramos) en el resto de la leche de soja (70 gramos). Añadir las ralladuras de cáscara de limón y de naranja, y las semillas psyllium; batir con batidora de mano. Verter el aceite de oliva; volver a batir. Incorporar el sirope de agave; batir de nuevo. Echar el agua de azahar; batir una vez más. Por último, ir añadiendo el prefermento y poco a poco la mezcla de harinas restante (190 gramos), batiendo bien para que no se formen grumos y terminando de mezclar con una espátula.
Volcar la masa sobre un papel vegetal o una lámina de silicona para horno. Aceitarse las manos (queda una masa muy húmeda), y un pequeño cuenco para formar el agujero (esto último es opcional), y dar forma al roscón. Tapar la masa con un bol grande y una trapo de cocina, y dejar levar durante unas 3 horas en un lugar cálido (junto a una ventana soleada o al lado de la calefacción). Precalentar el horno a 180º C. Pincelar el roscón con aceite de oliva y decorar al gusto (en este caso: rodajas de kiwi, gajos de naranja y almendras laminadas). Hornear con calor arriba y abajo durante 15-20 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla. Servir recién hecho.
Publicado en 14. Dulces y Postres | Etiquetado | Deja un comentario

Churros sin gluten

Churros sin gluten

¡Feliz año nuevo! Y qué mejor forma de empezar el año que con el clásico desayuno de chocolate con churros. Pero, ¿churros sin gluten? ¡Sí! Por fin, después de muchas pruebas y experimentos, aquí está la mejor versión hasta el momento, tanto en sabor como en consistencia.
Sé que la harina de arroz glutinoso no es muy común… se puede emplear sólo harina de arroz normal (es decir, 120 gramos de harina de arroz blanco); no queda tan logrado, pero sí bastante aceptable. Además, es una masa que no chupa mucho aceite al freír, así que quedan más ligeros que pesados.
Espero que, además de con un buen desayuno como este, hayáis empezado el año con buen pie. ¿Ya tenéis vuestra lista de objetivos para este nuevo año que empieza?
60 gramos harina de arroz blanco
60 gramos harina de arroz glutinoso
80 gramos almidón de patata
1 sobre gasificante para repostería (3’3 gramos bicarbonato sódico + 2’2 gramos ácidos málico y tártico)
1/2 cucharadita sal
150 gramos agua
aceite de oliva virgen extra
En un bol, mezclar las harina con la sal y el gasificante. Añadir el agua, y remover bien hasta lograr una masa homogénea. Llenar la churrera (yo usé una ‘pistola’ para galletas pero sin boquilla; también se puede emplear una manga pastelera) con la masa, e ir formando los churros directamente sobre la sartén con aceite caliente. Freír a fuego alto, haciéndolos por ambos lados hasta que se doren un poco. Dejar en un papel de cocina para que absorba el aceite. Servir calientes, recién hechos.
Publicado en 14. Dulces y Postres | Etiquetado | 2 comentarios

Turrón blando de almendras

Turrón blando de almendras

Y para despedir este año, traigo una receta navideña muy típica pero que no había preparado antes. Hasta hace poco a mi no me gustaba el turrón blando. Pero unas fiestas mi madre empezó a hacer los turrones caseros en vez de comprarlos, incluido el turrón blando. Entonces fue cuando realmente descubrí lo bueno que estaba. Ahora soy fan.
Lo he preparado con sirope de agave en vez de azúcar. Se le puede añadir un poco de canela, o de ralladura de cáscara de limón. O dejarlo así tal cual. Y para quienes os guste el helado también en invierno, como a mi, también podéis aprovechar a hacer su versión en helado de turrón. ¡Feliz nochevieja y nos vemos el año que viene!
175 gramos almendras (crudas, sin piel)
50 gramos sirope de agave
Tostar las almendras en una sartén a fuego medio, moviéndolas cada poco tiempo para que no se quemen; dejar enfriar. Separar 125 gramos de almedras y molerlas; trocear grueso en un mortero los restantes 25 gramos (al tostar se reducen a unos 150 gramos). Calentar en un cazo a fuego bajo el sirope de agave; echar las almendras molidas y las troceadas, mezclar, y dejar al fuego un par de minutos más. Terminar de mezclar la masa con las manos hasta que quede homogénea. Colocar la masa en un molde cubierto de papel de cocina absorbente, cubrir con otro papel y poner peso encima para compactarlo. Dejar un par de días en la nevera, cambiando los papeles de cocina cada día.
Publicado en 14. Dulces y Postres | Etiquetado | 2 comentarios

Galletas de manzana y jengibre

Galletas de manzana y jengibre

Hoy toca una de galletas especiadas. Son deliciosas, para estas fechas y para cuando sea. Y tenía pediente hacer una versión sin gluten. Además, las he preparado sin azúcar para que sean aptas para toda la familia… ¡y menudo éxito! A nosotros nos han gustado mucho (a pesar del look desaliñado de los pobres hombrecillos), pero a mini-chef le han encantado… y es que ya apunta maneras: echar ingredientes, remover con la cuchara, ¡y hasta aplastar masa de galletas con la mano!
Aprovecho también para enseñaros el árbol navideco que hice el año pasado. No me seducían los de plástico, y los naturales al final tampoco resultan muy ecológicos. Así que, como me encantan los adornos hechos a mano, se me ocurrió hacer uno casero de estilo nevado. En un paseo, cogí una rama grande caída de un árbol (era un castaño de indias, pero cualquiera sirve), la podé un poco, la lijé y la pinté de blanco. Le puse una maceta roja, lo sujeté con cuatro bolsas pequeñas de tierra (se puede usar cualquier cosa: paquetes de legumbres, etc.) y rellené el hueco con papel de seda rojo.
Y luego simplemente lo adorné con unas luces y unas bolas de cordel también caseras. Para hacer las bolas, se hincha un globo pequeño, se pega el cordel con un pincel untado en cola blanca y un poco de agua, se deja secar, se pincha el globo y se saca del interior de la bola. También se pueden pintar o hacerlas con cuerdas de colores, aunque yo las dejé al natural para darle al árbol un estilo más minimalista. ¿A que es una chulada?

Galletas de manzana y jengibre 2

100 gramos harina de arroz integral
40 gramos almendra molida
1/2 manzana rallada
1 cucharadita jengibre
1/2 cucharadita canela
1 pizca nuez moscada
2 cucharaditas levadura para repostería
30 gramos sirope de agave
15 gramos aceite de oliva virgen extra
Mezclar en un bol los ingredientes secos (harina, almendra molida, especias, levadura), y luego añadir los húmedos (manzana rallada, agave y aceite de oliva). Volver a mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Coger una cucharada de masa, hacer una bola con las manos y aplastar (14 unidades aprox.); o bien colocar un molde de galleta en la lámina para hornear (de papel o de silicona) y rellenar con una cucharita (9 unidades aprox., según el molde). Hornear a 170º C durante 12-14 minutos, hasta que se doren ligeramente. Dejar enfriar sobre una rejilla, y conservar en recipiente hermético.
Publicado en 14. Dulces y Postres | Etiquetado | 2 comentarios

Berenjenas empanadas con salsa de almendras

Berenjenas empanadas con salsa de almendras

Inauguramos la temporada festiva con esta adaptación de una receta navideña clásica de la familia de Alberto. Para veganizarla hemos utilizado filetes de berenjena, y la verdad es que no tiene nada que envidiar a la original… ¡para chuparse los dedos! Por seguir la tradición, también están hechas con doble empanado; aunque se puede hacer uno sencillo si se prefiere un plato más ligero. Además, tiene la ventaja de que se puede dejar preparado el día antes, por lo que nos deja el día de fiesta libre y encima estará más gustoso. ¿Os animáis a prepararlo estas fiestas?
1 berenjena grande (325 gramos aprox.)
200 gramos pan rallado (sin gluten)
60 gramos harina de almendra
80 gramos harina de garbanzo + agua
2 cucharaditas perejil picado
2 cucharadita ajo en polvo
1 litro caldo vegetal
aceite de oliva virgen extra
Cortar la berenjena en rodajas a lo largo, y pasarlas un poco por la plancha con unas gotas de aceite de oliva (para asegurar que queden bien hechas). Hacer un doble empanado con cada rodaja de berenjena: primero, pasar por la mezcla de harina de garbanzo y agua (con consistencia de huevo batido) con ajo y perejil; después, por el pan rallado; volver a pasar por el ‘garbanzovo’ y luego otra vez por el pan rallado. Freír en la sartén con aceite de oliva. Colocar sobre un papel absorbente de cocina, y reservar.
En la sartén (sin retirar los restos del pan rallado), añadir cuatro cucharadas de aceite de oliva y la almedra molida; dorar. Incorporar el caldo, dejar un par de minutos para que se mezcle bien. Retirar del fuego, poner las berenjenas empanadas, y dejar reposar durante toda la noche (cuanto más mejor, para que se empapen bien con el caldo).
Publicado en 06. Hortalizas y Verduras | Etiquetado | 4 comentarios